Mejorar la protección de los parques infantiles

¿Cómo mejorar la protección de los parques infantiles?

Los juegos de los niños actuales difieren bastante de los de sus padres, si bien es cierto que tienen juguetes más modernos (consolas, ordenadores, y muñecos) siempre tienen la posibilidad de jugar en la calle. El problema de jugar en la calle es que existen pocos sitios seguros donde podamos dejar campar los niños a sus anchas. Un sitio totalmente seguro para los pequeños de la casa son los parques infantiles. Pero, ¿podemos mejorar la protección de los parques infantiles todavía más?

La respuesta es sí. La clave está en el diseño y en el montaje de las piezas así como un buen uso de los mismos. Por ello y para mejorar la protección de los parques infantiles vamos a hablar en este artículo de la seguridad, del diseño y de la protección en estas superficies al aire libre.

¿Cómo podemos mejorar la protección de los parques infantiles?

Lo primero de todo es entender que el juego es una forma natural de los niños para relacionarse con compañeros y amigos, además de una manera divertida para pasar un rato agradable desarrollar sus habilidades motrices y agilidad. Los juegos son un derecho fundamental reconocido por la ONU en su Declaración de Derechos del Niño de 1959 en la que aconseja lo siguiente:

el niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, que deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho

Para ello, los garantes de la educación son los padres así como las instituciones y gobiernos. En España, son los poderes públicos los encargados de fomentar la educación física a través del deporte en las escuelas públicas y privadas, así como entidades menores como municipios y pueblos responsables de dotar de espacios verdes y puntos de encuentro como los parques infantiles.

En estos lugares de ocio y diversión como son los parques infantiles los niños pueden desarrollar actividades al aire libre así como dar un respiro a los padres al contar con un lugar seguro para que los pequeños puedan jugar de forma totalmente segura.

Normativa de seguridad europea para parques infantiles al aire libre

Según estudios recientes, alrededor de un 70 por ciento de los accidentes que sufren los pequeños en los parques infantiles y áreas de juego se deben a un mal estado, por tanto, a consecuencia del poco o nulo mantenimiento y deterioro de sus superficies.

Para mejorar la protección de los parques infantiles, Europa obliga a las entidades locales, constructores y empresas privadas encargadas del diseño, montaje y mantenimiento a cumplir unas normas de seguridad establecidas en materia de seguridad y protección para evitar accidentes en las zonas de juegos infantiles desarrolladas al aire libre en parques infantiles.

Las leyes europeas recogen todos los requisitos que deben cumplir todos los parques infantiles instalados al aire libre tanto públicos como privados. La normativa europea encargada de hacer cumplir la materia de seguridad y protección son las UNE-EN 1176 y 1177. Estas leyes establecen que la responsabilidad y el mantenimiento de áreas infantiles requieren del cumplimiento de estándares internacionales.

Estos estándares deben asegurarse de forma indefinida y con un formato y requisitos que incluya todas las fases del juego y el proceso de montaje de los parques desde su instalación, hasta el mantenimiento diario e inspecciones rutinarias que aseguren la correcta utilización de todos los equipamientos (columpios, toboganes, balancines, etc) de las diferentes áreas de juego.

Por si fuera poco, también establece y define los materiales que se deben usar, las distancias y alturas de seguridad, así como las dimensiones de los huecos y espacios libres que eviten riesgos de atrapamiento provocadas por la ropa y el pelo. Además, las leyes europeas también hacen referencia a los diferentes grosores de recubrimiento del diseño y las áreas de juego, a los requisitos de la instalación y el mantenimiento posterior del parque infantil.

En definitiva, muchos de los componentes y factores que pueden evitar accidentes infantiles están basados en el aspectos como el diseño, la instalación, la fabricación, la inspección, el mantenimiento y el uso del equipamiento, materiales y juegos de los parques.

La Normativa Europea sobre seguridad en parques infantiles establece que aunque sean instalaciones públicas o privadas deben ser zonas recreativas seguras y aptas para los niños. Por ello, los elementos, las instalaciones deben estar sometidas a revisiones para asegurar el cumplimiento de la seguridad y protección de las mismas.

Aunque es importante que las entidades locales aseguren el cumplimiento de la normativa a constructores y empresas, también es cierto que los padres deben educar a sus hijos para que éstos jueguen de forma asegura. Por otro lado, nunca viene mal la supervisión por parte de los adultos para evitar accidentes y minimizar el riesgo de caídas y problemas.

Aunque es muy cómodo dejar los niños en unas instalaciones seguras donde puedan desarrollar sus actividades y desahogar su energía sin problemas, debemos recordar que los pequeños no dejan de ser niños y están en la edad de explorar, curiosear y por tanto, necesitan que nosotros, los adultos, les ayudemos a moverse y jugar de forma segura.

Problemas con las superficies de los parques infantiles

Por otro lado, debemos tener en cuenta las superficies de las que están compuestos los parques infantiles para evitar las lesiones, son las siguientes:

  • Hormigón: una de las más usadas en la construcción, pero junto al asfalto y al pavimento se consideran las superficies más problemáticas e inadecuadas para el juego de niños por el riesgo a las lesiones provocadas en el caso de caer en dichas superficies.
  • Césped natural o artificial. Una buena opción, ya que existen superficies compactas verdes que simulan el verde de las plantas y se adaptan a las condiciones meteorológicas (lluvia, viento y calor) por lo que se pueden desarrollar toda clase de actividades en ellas.
  • Suelo de parques infantiles de caucho o de materiales similares. Esta es la mejor opción y más segura para las actividades de juego y ocio ya que estas superficies son sometidas a las pruebas de seguridad pertinentes establecidas por la UE.
  • Para otras personas que no sean niños es recomendable una combinación de caucho y rellenos que mejoren el acceso a personas con problemas de movilidad. El relleno puede ser de diferentes materiales, pero lo más común es la madera o virutas.

En resumen, la mejor forma para mejorar la protección de los parques infantiles es asegurar el cumplimiento de las normas, la educación de los niños para que jueguen de forma segura, así como un buen diseño de las áreas de juego siempre que sea realizado por una empresa con experiencia en parques infantiles y mobiliario urbano como Junquero.

No Comments

Enroll Your Words

To Top
×

¡Hola!

Nuestro horario de atención por WhatsApp es de lunes a viernes de 9:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:00. Fuera de ese horario, puedes dejarnos un mensaje o si lo deseas puedes enviarnos un email a info@junquero.com

×